Crónicas desde lactómeda – Capítulo 1 – El mal sueño

He vuelto a tener esa pesadilla… He vuelvo a soñar que las tocaba…puedo aun sentir su tacto suave, la ligereza de esas piezas que llenan mi mente pero no logro encajar. Otra vez me he despertado angustiado, buscando mis manos en la oscuridad de la cama para ver si en ellas tenia algo o sólo era una sensación.

Empiezo a sentir como un intenso hormigueo se posa en mis dedos, y lentamente se va extendiendo por el resto de mis manos… Es una sensación tan intensa, que incluso roza el dolor. Imagino mi sangre fluyendo de nuevo , con la vigorosidad con la que un niño colorea un dibujo…un dibujo… Enciendo la luz de mi camarote y busco por la mesilla lápiz y papel. Debo darme prisa, quiero dibujar esas piezas. Quiero intentar resolver despierto el puzle , y quizás así entender por qué siempre ese mal sueño vuelve a mi. Es algún tipo de mecanismo que debo montar pero no logro comprender. Es como esos sueños donde uno quiere correr pero apenas puede moverse…

Aquí las piezas nunca encajan.

Encuentro por fin el lápiz bajo una capa de anotaciones sueltas, el hormigueo me impide dibujar con precisión, apenas siento el lápiz sobre mis dedos. El tiempo pasa deprisa y cuando me dispongo a realizar el primer trazo, me quedo en blanco. No logro recordar nada…se ha ido.

Me doy cuenta de que esta amaneciendo, en esta estación las noches duran muy poco. Apenas he podido descansar, pero ya no tengo sueño. Siento nauseas…

Me tomo una pastilla de Leptina y el hambre desaparece. Acto seguido, desayuno mi ración de elementos esenciales, con un trago de agua. Uno. Miro la hora y sonrío , aun me quedan un par de horas para presentarme en el centro de observación. Aún tengo el lápiz a mano, por lo que decido seguir escribiendo…

Todavía no estoy autorizado para usar las biopulseras ,asi que me entretengo escribiendo en este papel sintético, algo muy primitivo y poco práctico, lo sé, pero si algo he aprendido es que no podemos depender de la electricidad. Espero algún día superar la prueba y poder ser un ciudadano de clase A. Imaginad no tener que estudiar, ni leer, ni tener que hacer nada para adquirir conocimientos. Todo el conocimiento que ha acumulado nuestra civilización, simplemente, lo sabréis. Gracias a la biopulseras, una sencilla y cómoda extensión de vuestro cuerpo. Grandísimo avance el de los microprocesadores cuánticos y sus qubits.

Lo cierto es que no escribo por eso… A veces imagino que se debe sentir al saber todo y me lleno de euforia. Pero después observo a los clase A y noto… como decirlo… desánimo.

¿Es desilusión lo que nos queda cuando se nos descubre hasta el más último de los secretos de éste multiverso? ¿en que nos convertimos cuando perdemos la curiosidad innata que llevo al hombre primitivo a viajar hacia las estrellas? Escribo para llegado el momento, poder recordar lo que sentía cuando me asombraba por las cosas… No quiero ser un clase A insensible que sólo sabe que sabe todo.

Quiero seguir asombrándome por las pequeñas y grandes cosas. Una vez escuche a un clase A, decir que no siempre existió la vida artificial. Dijo también que el ser humano no pudo alcanzar el conocimiento antes, porque tenía que dedicarse a trabajar. Dentro de esa edad primitiva, al principio la barbarie fue tal , que unos hombres llegaron incluso, a esclavizar a otros . Después el hombre creó máquinas que trabajasen por él. Pero el hombre tenía que arreglar esas máquinas . Luego creo maquinas que arreglaban esas máquinas, y si esa máquina se estropeaba, otra igual la reparaba, cerrando el ciclo. Un ciclo primitivo.

Se trataba de maquinas torpes y muy rudimentarias, con muy limitadas capacidades. Hasta que de la idea más simple, apareció lo más complejo. Una máquina capaz de aprender por si misma, pensar por si misma, desarrollarse por si misma. Entonces ya no hablamos de una máquina, hablamos de vida artificial. Y el sueño del hombre primitivo se hizo realidad. Dedicarse a la vida contemplativa para alcanzar el verdadero conocimiento.

Dijo también, que en esa época primitiva, el hombre desconocía por completo la ley de la serialidad . Esta ley es la que explica el comportamiento de los eventos caóticos de 1º grado. Llego a decirnos, que había juegos de azar que consistían en adivinar la combinación de números que iban a salir de un bombo que los mezclaba. Sin aplicar dicha ley, la probabilidad de acertar, era de 1 entre 100 millones, pero aplicando las variables, hubiese sido mas fácil acertar que fallar. Que fácil lo tenían para ganar y lo ignoraban por completo. Por lo visto al que acertaba le premiaban con una gran suma de dinero, lo cual era motivo de alegría. No entiendo muy bien las razones por las que alguien debería alegrarse por eso, nosotros no usamos nada parecido al dinero.

Antes de irse, no se si en serio o en broma, nos dijo también que los hombres primitivos, tenían como máxima , la consecución de 3 objetivos en la vida : plantar un árbol, escribir un libro, y tener un hijo.

Busqué información sobre qué era un árbol y más concretamente, qué era plantar uno. La única información que encontré, estaba escrita en libros de mitología antiquísimos. Según las ilustraciones, los árboles eran seres vivos que nacían del suelo y no se movían. Crecían muy despacio y se alimentaban simplemente de agua , nutrientes del propio suelo y luz de la estrella madre, el sol.

La tierra es el lugar donde empezó todo, el libro llega a decir que todos venimos de allí. Su origen está ligado al del sistema madre, pues todo se formo a la vez. Existía una extensa nube de rocas, gas y polvo en rotación.

Formada por hidrogeno y helio principalmente, pero también elementos más pesados producidos por supernovas. Una estrella no muy lejana, al explotar, envió una onda de choque, que llego hasta la nebulosa protosolar, perturbando su aparente calma.

La rotación , la gravedad y la inercia, empezaron a aumentar, aplanándose y formando un disco. La mayor parte de la masa, se acumuló en el centro y empezó a calentarse. Mientras que a distintas distancias, los escombros iban chocando entre si formando cada vez cuerpos mas y mas grandes, dando paso a los protoplanetas. Al seguir aumentando la velocidad de giro y gravedad, se acumuló una gran energía cinética en el centro, que al no poder transmitirse a otros elementos, hizo que aumentara la temperatura. Comenzando la fusión nuclear del hidrogeno y del helio, transformándose en lo que conocemos como una estrella T Tauri, la estrella madre, el Sol.

A 150 millones de kilómetros del centro, se formo el planeta madre, la Tierra. El viento solar continuo empujando las partículas de aquel disco protoplanetario, haciendo que se condensaran en cuerpos cada vez mayores. Originalmente el planeta madre, no contaba con ningún satélite. Pero según las crónicas, la Tierra cuando apareció la vida, si contaba con uno, llamado posteriormente, Luna. La teoría de que la luna se formase a la vez que la tierra, parece descartada porque la Luna careció de un núcleo metálico, dando a entender de que su formación fue distinta. La explicación a esto, está en que en una órbita similar a la de la tierra, se formo otro planeta, más pequeño, llamado Tea.

En algún momento, impactaron de manera tangencial y del tremendo choque, la Tierra paso a tener su propio satélite, fusionándose ambos núcleos pesados en un solo. Fue tan grande el impacto, que la inclinación de la tierra cambio hasta los 23.5 grados, creando las estaciones. Pero faltaba algo… la vida. La tierra estaba a una distancia idónea. Ni tan lejos de su estrella madre como para que el agua estuviese congelada, ni tan cerca como para que se evaporase. El agua permanecía liquida, creando su propio ciclo de lluvias. ¿os imagináis eso? Agua líquida cayendo del cielo… Gracias a la atmosfera terrestre, el agua líquida no se evaporaba debido a la falta de presión perdiéndose por el espacio, como ocurre en otros lugares. Y gracias al campo magnético, los vientos solares no deshacían la atmosfera terrestre. Este delicado equilibro fue estable durante mucho tiempo…

Así se formo un caldo de cultivo idóneo, como un ovulo gigante esperando a ser fecundado. El espermatozoide que fecundó la tierra, fue un meteorito portando cadenas de aminoácidos esenciales, que al contacto con el caldo de cultivo, dio paso a moléculas más complejas, hasta llegar a unas bacterias primitivas, que aprovechaban la luz del sol madre, para realizar la fotosíntesis y así alimentarse. Consumían dióxido de carbono de la atmósfera, y liberaban oxígeno. Esas bacterias fueron evolucionando y diversificándose mas y mas hasta completar todas las formas de vida que vivieron. Siempre me llamo la atención la gran dosis de imaginación que cabe en estos libros de leyendas, pero sea cierto o no, es la única referencia que tengo sobre los árboles.

Asi que si es cierto que necesitan agua , luz, y una temperatura templada para vivir, lo voy a tener muy complicado… Demasiadas cosas por asimilar en muy poco tiempo… …Un planeta donde cae agua líquida de su atmósfera.. aun sigo pensándolo y no deja de asombrarme. Conocemos otros lugares donde existe agua, pero en ninguno de ellos se precipita en forma de lluvia… En ninguno.

También estoy pensando, que tanto hablar sobre planetas primitivos, no he contado nada sobre el nuestro… ¡Hola! Asi empezaré saludando al poco probable futuro lector que se encuentre este papel sintético… Resulta muy difícil precisar la fecha en la que narro estos acontecimientos en términos absolutos. Si contamos desde que la primera expedición tocó la superficie para la terraformación de este satélite, hemos dado 1462 vueltas a nuestra estrella, y bastantes mas a nuestro planeta principal, Spes. Spes en las antiguas leyendas, personifica la esperanza. Al satélite donde estamos, lo llamamos Vesta, que según esas mismas leyendas, personifica el hogar…

Proximamente, capitulo 2: La vida en vesta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s